Producto

El uso de máquinas tradicionales de doble cilindro de  48, 56 y hasta 96 agujas, nos permite trabajar la arquitectura del calcetín, creando así, diseños en link, diferentes mezclas de hilos de colores, desarrollar diseños clásicos de punto y en algunos de nuestros modelos suprimir las costuras en la punta del calcetín, proceso que se realiza a mano por expertos artesanos que llevan generaciones dedicándose a este oficio.